A través de los Sabores

Nuestro recorrido empieza en Lima, capital del Perú y de la gastronomía sudamericana, es una ciudad cosmopolita de gran herencia cultural y punto de inicio perfecto para un viaje gastronómico a través de todos los sabores del Perú.

En el centro histórico, visitaremos muestras de la arquitectura colonial, como son el Convento de Santo Domingo, La Catedral y Casa de Aliaga, construida en 1536 y habitada aún por la familia de Aliaga.
Recorreremos el Barrio Chino, corazón de la vida cultural de la colonia China, aquí iniciaremos nuestro peregrinaje por los sabores del Perú almorzando en un “CHIFA”, como se le conoce a los locales que sirven comida Chino-Peruana .
Caminando por Barranco, el distrito bohemio de Lima, visitaremos el museo de la Asociación Mario Testino (MATE), especializado en la obra del renombrado fotógrafo Mario Testino.

Para cerrar la tarde, disfrutaremos de una degustación de los diferentes tipos de pisco.

Por la mañana, nos podremos aventurar a disfrutar de un típico desayuno criollo para luego recorrer las salas del museo Larco Herrera, conocido por su impresionante muestra de arte precolombino, la más fina colección de piezas de oro y plata y por su muestra de huacos eróticos.

A la hora de almuerzo nos trasladaremos a la Amazonía, donde el cheff del restaurante AMAZ, nos ofrecerá una propuesta gastronómica que fusiona la
cocina tradicional con aquella de la amazonía peruana.

Disfrutaremos de la noche frente al océano Pacífico, en el exclusivo restaurante CALA, donde los frutos del mar son preparados cuidadosamente con toques peruanos y mediterráneos.

Volaremos a la ciudad de Cusco, centro político y religioso del Imperio Inca, es la ciudad habitada más antigua del continente americano. Acá visitaremos el Mercado de San Pedro, principal centro de abastos de la ciudad, la Plaza de Armas, y su hermosa Catedral, cuya impresionante colección de arte narra la historia de la ciudad desde la Conquista hasta mediados  de la época Colonial y Sacsayhuaman, una impresionante estructura arqueológica. Recorreremos el bohemio y artístico Barrio de San Blas, a través de sus angostas y empedradas calles llegaremos a su iglesia y a los talleres de diversos artistas que allí habitan.

La QUINTA EULALIA es una tradicional picantería, donde disfrutaremos de lo mejor de la cocina típica cusqueña, descubriremos uno de los potajes más apreciados en los Andes peruanos: el cuy.

Recorreremos también el mítico Valle Sagrado, disfrutando de un encuentro entre naturaleza, historia y cultura. Visitaremos varios de sus poblados que aún conservan vivas tradiciones ancestrales.

El poblado de Chinchero es famoso por la calidad y belleza de sus textiles,  allí visitaremos el taller de Nilda Callañaupa, heredera de una técnica ancestral de tejido la cual protege en el Centro de Textiles Tradicionales de Cusco, una ONG patrocinada por National Geographic.

El rancho Wayra, es un restaurante que guarda en cada rincón  la esencia del Valle Sagrado. Acá almorzaremos mientras disfrutamos de la exhibición del Caballo Peruano de Paso y de un baile tradicional: La Marinera.

Visitaremos, una comunidad agrícola donde compartiremos con sus pobladores las actividades diarias, y aprenderemos sobre técnicas ancestrales de agricultura.

La Hacienda Huayocari fue construida en el siglo 17. En esta hacienda descubriremos las diferentes variedades de productos agrícolas nativos como la oca, diferentes tipos de papa, el maíz; entre otros.

Conoceremos Ollantaytambo, uno de los últimos pueblos vivientes de la cultura Inca en donde aún se mantienen las chicherias, lugares tradicionales de preparación y venta de chicha.
Cenaremos en “EL HUACATAY” , un pequeño restaurante de ambiente acogedor y una carta de fusión peculiar.

Awanakancha será una de nuestras paradas en la ruta, donde encontraremos los cuatro tipos de camélidos que habitan en los Andes. Este proyecto de iniciativa privada está asociado a 14 comunidades campesinas que han hecho del tejido ancestral andino su principal actividad.

Unos kilómetros más adelante encontraremos el pintoresco poblado de Pisac famoso por su mercado artesanal, donde lo incaico y lo colonial conviven en perfecta armonía.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los Incas, fue descubierta por Hiram Bingham para nuestra época hace más de un siglo. Acompañados de un experto guía descubriremos la ciudadela y comprenderemos el significado e importancia que tuvo para los Incas y la razón de su abandono, allí sabremos porque es considerada una de las maravillas de mundo. La belleza y complejidad de su arquitectura, sus espectaculares paisajes naturales, y la energía que encierran sus estructuras nos dejarán sin aliento.

Como cierre a este programa gastronómico, seremos parte de una clase de cocina peruana, en donde, dirigidos por un chef profesional prepararemos nuestros propios platillos.

Blogs

Llegamos a la ciudad de...

Después de un día de mucha actividad, llegamos por la noche al...

Karla Vasquez

Por algún motivo, no había tenido la oportunidad de ir antes a la Hacienda Huayoccari en el...